Recomendaciones para el cuidado de los niños en días de sol y pileta

SOCIEDAD 21 de diciembre de 2021 Por Vientos Tucumanos Noticias
Ante la llegada de la estación más calurosa, la coordinadora del servicio de Pediatría del hospital Regional de Concepción, doctora Alejandra Poma, brinda recomendaciones para prevenir afecciones.
piscina pileta aero club
Foto / VIENTOS TUCUMANOS

La profesional advierte que el primer cuidado que hay que tener es restringir la exposición física de los niños al sol, recordando evitar los horarios pico entre las 11 y las 16 horas. Respecto a los bebés menores de dos años, recomienda explícitamente que no deben estar expuestos al sol, al igual que los adultos mayores. En cuanto al uso del protector solar, colocarlo siempre una hora antes de la exposición solar, renovándolo cada dos horas, y volver a colocarlo al salir del agua.

La especialista también hizo hincapié en el uso de gorras y remeras al momento de salir con los niños en altas temperaturas, y que no estén con la piel al aire libre, sino cubierta para evitar los golpes de calor.

En relación a enfermedades que los chicos pueden contraer en la pileta, Poma mencionó micosis en los pies, inguinal o axilar, que se manifiesta cuando hay picazón y rojez en la zona y produce molestia en quien la padece. "En los pies, se presentan pequeñas llagas entre los dedos o también en las uñas que pueden volverse amarillas u opacas".

Otras problemáticas que menciona la doctora, son la pediculosis y la sarna; éstos son piojos corporales y de la cabeza que se contagian a través del agua de la pileta, al igual que en afecciones de la piel que tengan pus o algún tipo de ampollitas. Ante la presencia de esto, un adulto debe curar la zona antes de que el niño asista a alguna pileta, ya que puede contagiar a otros niños y adultos.

"Es importante mencionar que los chicos, por más que sepan nadar, deben estar constantemente al cuidado de un adulto, ya que puede ocurrir un accidente. Además, hay que tener en cuenta los cambios bruscos de temperatura al salir de la pileta y ,después de estar expuestos al sol, evitar que estén en ambientes demasiado fríos, ya que el niño puede padecer catarro de vías aéreas superiores, o faringitis", explicó la referente.

Por último, Poma advirtió que si el menor es alérgico, ese cambio brusco de temperatura puede generar bronquiolitis, broncoespasmos, o crisis asmáticas.

Te puede interesar