157 son los casos confirmados de Dengue en Tucumán

SALUD 18 de marzo de 2020 Por Vientos Tucumanos Noticias
Acorde al último comunicado de prensa del Ministerio de Salud de la provincia.
tmb1_837910_202003152346310000001
Foto / Archivo.

Acorde al último comunicado de prensa del Ministerio de Salud de la provincia, el saldo de afectados por la picadura del mosquito Aedes aegypti llegó a los 157 pacientes. Las zonas de circulación de dengue autóctono detectadas por el Siprosa fueron en las localidades de San Miguel de Tucumán, Yerba Buena, Tafí Viejo y Lules, correspondientes a las Áreas Programáticas Centro y Oeste. Los serotipos circulantes son el DEN-1 y DEN-4.

Según explicó Salud, a través de distintas iniciativas Vigilancia Epidemiológica continúa trabajando en atención de las personas afectadas y control de foco en las distintas áreas. Las medidas destinan un equipo al lugar donde se detectaron casos positivos de dengue, que se encargan de asegurar que las viviendas tengan sus patios limpios y sin espacios de posibles criaderos de mosquitos.

Recomendaciones

- Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).

- Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).

- Cambiar el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Recordar frotar las paredes de los recipientes con una esponja a fin de desprender los huevos de mosquito que puedan estar adheridos.

- Rellenar los floreros y portamacetas con arena húmeda.

- Mantener los patios limpios y ordenados y los jardines desmalezados.

- Limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos.

- Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

- También es importante prevenir la picadura del mosquito:

Usando siempre repelentes siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.

Utilizando ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.

Colocando mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o aire acondicionado en la habitaciones.

Protegiendo cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.

Utilizando repelentes ambientales como tabletas y espirales.

Te puede interesar