Un adolescente de 17 años fue asesinado a disparos en el barrio ATE de la capital

POLICIALES 15 de noviembre de 2020 Por Vientos Tucumanos Noticias
De acuerdo a testimonios aportados, se trataría de un conflicto de vieja data entre dos familias.
sesinato

La Justicia investiga la muerte de un joven ocurrida este sábado por la noche en el barrio ATE de San Miguel de Tucumán. La víctima fue identificada como Ramiro Nicolás Cervantes, de 17 años, quien falleció producto de haber recibido dos disparos en un confuso episodio. Así lo informó el Ministerio Público Fiscal (MPF) que tomó intervención en el caso a través de la Unidad Especializada en Homicidio N° 1, subrogada por el fiscal Ignacio López Bustos.

En el lugar trabajaron personal de Criminalística y Química Legal del Equipo Científico de Investigación Fiscal (ECIF) del MPF abocados a la toma de muestras para ser analizadas. Las tareas investigativas fueron coordinadas por el doctor Carlos Berarducci, pro secretario de la fiscalía interviniente.

El caso que se investiga

El hecho se registró alrededor de las 20.30 en una vivienda ubicada en Américo Vespucio y canal Sur, frente al barrio ATE. Según los primeros datos recabados por los investigadores, la víctima se dirigía a la casa de un compañero de trabajo para cobrar un dinero. Llevaba empujando una motocicleta de baja cilindrada cuando a pocos metros del lugar comenzó a ser perseguido por al menos cinco personas que portaban armas de fuego. Cervantes intentó refugiarse en la casa de su compañero pero fue alcanzado por los disparos que realizaron estas personas quienes luego huyeron del lugar.

De acuerdo a testimonios aportados, se trataría de un conflicto de vieja data entre dos familias. Luego del hecho fatal, allegados a la víctima quisieron tomar represalias con quienes consideraban autores de la muerte del joven y se inició un segundo enfrentamiento dónde resultó herido un familiar de estos presuntos autores y dos familiares de la víctima, que fueron trasladados al hospital Padilla.

Fuentes del caso indicaron que a raíz de los hechos se realizaron dos intervenciones del ECIF, considerando que existieron una secuencia de dos hechos conexos: el homicidio y las represalias posteriores de la familia del fallecido.

En el lugar del crimen se procedió a la recolección de evidencias y a la toma de testimonios con el fin de esclarecer el hecho. Además confirmaron que se realizó una intervención en el hospital dónde se encuentran los heridos con el fin de recabar mas testimonios y completar la toma de muestras.

Te puede interesar