Redes Sociales: #10yearchallenge, ¿desafío viral o estrategia para recolectar datos?

TECNOLOGIA 17 de enero de 2019 Por
Señalan a Facebook (que es dueño de Instagram y Whatsapp) de estar detrás del reto viral de poner una foto de hace 10 años y una actual, para futuros algoritmos de reconocimiento facial.
Screenshot_5
Desafío Viral - 10 Years Challenge

La tendencia de las personas que publican sus imágenes de perfil de entonces y ahora parece haberse apoderado de Facebook, Instagram y Twitter recientemente.

La mayoría de las personas ha estado agregando contexto ("yo en 2008 y yo en 2018"), así como más información, en muchos casos, sobre dónde y cómo se tomó la foto. Ahora, algunos se preguntan si ese gran conjunto de datos de fotos cuidadosamente curadas podría ser extraído para entrenar algoritmos de reconocimiento facial sobre la progresión de la edad y el reconocimiento de la edad.

 
El potencial del reconocimiento facial es en su mayoría mundano, pero como cualquier tecnología emergente, existe la posibilidad de consecuencias graves.

Las preguntas sobre el #10YearsChallenge comenzaron con un tiut de la periodista de tecnología de la revista Wired, Kate O’Neill:

Screenshot_4

“Mi tweet comenzó a recibir atención. Mi intención no era afirmar que el meme es inherentemente peligroso. Pero sabía que el escenario de reconocimiento facial era ampliamente plausible e indicativo de una tendencia que la gente debería conocer. Vale la pena considerar la profundidad y amplitud de los datos personales que compartimos sin reservas. De los que criticaron mi tesis, muchos argumentaron que las imágenes ya estaban disponibles de todos modos. La refutación más común fue: “Los datos ya están disponibles. Facebook ya tiene todas las fotos de perfil””, escribió la periodista en un artículo en la revista Wired.

Las personas recibieron instrucciones de publicar su primera imagen de perfil junto con su imagen de perfil actual, o una imagen de hace 10 años junto con su imagen de perfil actual. Entonces, sí: estas imágenes de perfil existen, tienen sellos de tiempo y, en su mayor parte, son de acceso público. 

El argumento de la periodista es que si Facebook deseara “entrenar” un algoritmo de reconocimiento facial sobre características relacionadas con la edad y, más específicamente, sobre la progresión de la edad (por ejemplo, cómo es probable que las personas se vean a medida que envejecen). Requeriría un conjunto de datos amplio y riguroso en un periodo de tiempo, digamos, 10 años. El Espectador. 

Te puede interesar