Mons. Rossi: En Tucumán una de cada tres familias es pobre, una vergüenza

RELIGION 15 de abril de 2019 Por
Inicio de la semana Santa. El Obispo José María Rossi, nuevamente hablo de la “Pobreza” que golpea a las familias de Tucumán.
Pobreza
Una de cada tres familias es pobre en Tucumán

El Obispo José María Rossi, una vez más habló de la pobreza de las familias de Tucumán, una provincia rica llena de pobres, afirmó el prelado en el inicio de la Semana Santa.

Mon. José María Rossi: Hoy Jesús nos dice que a los pobres lo vamos a tener siempre, es decir que nos encarga a los pobres, nos deja de regalo a los pobres del mundo para que nos hagamos cargo. Este es un desafío para la iglesia, como institución, pero no solo para la iglesia, sino para cada cristiano, cada persona que atienda la palabra de Jesús.

Rossi
La pobreza en Tucumán

En Tucumán una de cada tres familias es pobre. Para decirlo así de claro, si yo soy uno de los suertudos, porque tengo la suerte de no estar en ese uno de cada tres, y estoy entre los otros dos, tengo que aprender que hacer para aliviar la vida de las personas que más necesitan.

Jesús ya lo había dicho, tuve hambre , y me dieron de comer, no dice fui buenito y me dieron de comer, dijo tuve hambre y el hambre da derechos.

Los cristianos tenemos que decírselos a toda la sociedad, no con palabras principalmente sino con el gesto, la mano tendida, la ayuda que me necesita y como decía el profeta Isaías en la lectura, con una palabra de aliento para los que están desanimados, la ayuda material y la ayuda de corazón.

La vida es muy dura y el pobre necesita la compañía en estos momentos.

Siempre digo que en una Argentina rica y en una provincia como la nuestra (Tucumán), rica, que haya tantos pobre es una vergüenza, es una vergüenza colectiva, solidariamente tenemos que hacernos cargo, a mí me tiene que dar la suficiente vergüenza como para hacer algo.

Esta es una señal para que los poderosos se den cuenta, de que si se puede resolver el problema de la pobreza, que la pobreza, ser pobre no es un destino, menos en un país como el  nuestro, lo que pasa que los que pueden resolverlo, no lo resuelven.

Nosotros tenemos que hacer cosas para demostrar que si se puede.

En esta semana tenemos un desafío importante, tenemos que dejar que entre en nuestro corazón este desafío, la iglesia siempre intenta hacer algo como institución, con gestos concretos, pequeñas instituciones, obras, actividades que ayudan a los pobres, sabiendo que es una ayuda real y concreta.

 

Te puede interesar