El niño de la nevada histórica en Tafi Viejo: Nestor Ruíz cuenta que significó ser reconocido

SOCIEDAD 13 de septiembre de 2019 Por
En las calles nevadas de Próspero Mena, Tafí Viejo, la emoción de los grandes contagiaba a los más chicos y sobre todo a uno, a Néstor Ruiz, quien hoy en diálogo con eltucumano.com recuerda aquella mañana y la entrevista que lo hizo famoso, una fama que derivó en alegrías y también en tristezas: “Sí, me hice famoso, me abrió muchas puertas, pero también sufrí muchas burlas”.
NESTOR RUIZ
"Es hermoso como llueve, como nieve"

“Me acuerdo que hacía mucho frío. Yo tenía unos 12 años y como cualquier niño quería seguir en la cama un ratito más. Hasta que mi mamá me avisó que afuera estaba nevando. Cuando me desperté, vi todo blanco, era una cosa linda, bella, hermosa. Fue la primera y única vez que vi la nieve. Jugué con mis hermanas, con mis amigos, hicimos muñecos. El manto blanco tenía un grosor de tres centímetros y duró todo el día. No hacía falta ir a Tafí del Valle ni a ninguna parte: la nieve estaba ahí, pero al día siguiente se fue yendo”.

Luego de la pregunta de Luis Medina en el informe a una señora de 63 años y la respuesta con la sonrisa ante el espectáculo compartida con los nietos, Néstor Ruiz abre grande sus ojos de 12 años y le responde: “Hace mucho tiempo que no vemos una nieve así en barrio Próspero Mena. Es hermoso cómo llueve como nieve”.

Tuve una infancia linda, pero como toda criatura inocente hay muchas cosas que no entendía o no me cuadraban. Ahí fue cuando empezaron a hacerme burla por cómo hablaba. La gente lo tomaba como burla a lo que yo había dicho. Me decían: ‘Sos un mudo’. Nunca entendí esa maldad. Es feo. Yo pasé momentos feos”.

como llueve

El bullying que sufrió Néstor lo acompañó hasta hace poco tiempo en su trabajo: “Hará dos años atrás se enteraron del video. Sí, es verdad, es lindo que te reconozcan, y había gente que lo tomaba bien, me sacaban fotos, en las kermeses de Tafí Viejo la pasaba genial, hasta autógrafos firmaba. Pero también estaba la otra parte, como en un trabajo cuando se me reían, les explicaba que me ponía nervioso y hasta me agarraba a pelear a veces. Mi propia madre lo padeció: como toda madre te va a defender a muerte, ha llegado a escuchar a un vecino que me dijera: ‘Vos sos un analfabeto’. Yo le pedía que ella no renegara: ‘Tomalo como una broma, mamá’, le decía. Y ella me avisaba que quería poner una denuncia por bullying y yo le respondía: ‘A medio millón de personas que viven en Tucumán tendrías que denunciar por bullying”.

Fuente: El Tucumano

Te puede interesar