Argentina le ganó a Bolivia con tres goles de Messi, por las Eliminatorias

DEPORTES 09 de septiembre de 2021 Por Vientos Tucumanos Noticias
El conjunto que dirige Lionel Scaloni fue muy superior y pudo haber marcado una mayor diferencia en un Monumental con 21.000 espectadores.
lionel messi

La Selección se vistió con sus mejores galas para la ocasión. En el primer partido con público (hubo 21.000 espectadores en el Monumental) desde el inicio de la pandemia de Coronavirus, en el primer duelo de la Albiceleste tras conquistas la Copa América, Argentina goleó 3-0 a Bolivia, con tres conquistas de Lionel Messi, en una nueva fecha de las Eliminatorias, camino a Qatar 2022.

Durante el encuentro reinó el perfume de que, en cuanto la Selección pudiera encontrar una grieta, iba a gritar. Y sucedió a los 13 minutos, cuando Paredes cortó y cedió para Messi, quien se despojó de su marcador (Haquin) con un caño y definió con un remate sutil, tomando a Lampe saliendo del arco. Fue una conquista especial para el capitán, de 34 años: se convirtió en el máximo anotador de las selecciones sudamericanas, superando ni más ni menos que a Pelé.

Argentina no aflojó. Siguió buscando, sin relajarse por la ventaja. A los 26 minutos, volvió a gritar, pero la acción quedó anulada por fuera de juego. Con paciencia e inteligencia, la Albiceleste dejó a Di María como wing, quien soltó un centro de revés y de zurda, que encontró a un Lautaro Martínez oportuno, pero en offside. De todos modos, significó un síntoma del apetito de los dirigidos por Scaloni.

En la segunda parte, el conjunto del Altiplano intentó crecer desde un trato prolijo, aunque cansino, de la pelota. A Argentina, por momentos, la traicionó el vértigo, la certeza de sentirse superior y el deseo de definir el pleito en velocidad. Tanto fue así que Messi les pidió a sus compañeros volver a construir desde la asociación.

Y a los 18 del complemento, el camino que marcó el capitán dio sus frutos. El 10 recibió de Acuña, armó una doble pared con Lautaro Martínez, lo favoreció un rebote, y resolvió para marcar el 2-0. Allí, ya no compartió la marca con Pelé: se la quedó en soledad.

El ingreso de Joaquín Correa le sumó cambio de ritmo y vivacidad a la ofensiva: dos veces estuvo a punto de convertir. El epílogo fue un vendaval argentino, que derivó en el triplete de la Pulga, luego de un remate de Paredes, a los 42 minutos. No apuntaba un hattrick desde febrero de 2020 ante el Eibar. (Infobae)

Te puede interesar