Melitón Chávez: ¿Podremos aprender esta vez la lección de la historia para caminar juntos? No podemos salvarnos solos

POLITICA 25 de mayo de 2020 Por Vientos Tucumanos Noticias
Una Celebración de la Palabra desde el balcón del obispado de Concepción, fue el lado religioso del inédito e histórico 25 de Mayo en la Perla del Sur.
acto 6
Celebración de la Palabra desde el balcón del obispado de Concepción

El Obispo de la Diócesis  de la Santísima Concepción, José Melitón Chávez, acompañado del Obispo emérito José María Rossi, realizó la Invocación Religiosa desde el balcón del obispado.

Mensaje de Mons. Melitón Chávez

La Primera Carta del apóstol San Pablo a los Cristianos de Corintos, fue la lectura que reflexiono en la Celebración de la Palabra, el Obispo Melitón Chávez en este 25  de Mayo y desde el balcón del obispado, el prelado arranco el mensaje recordando al primer Gobierno Patrio a 210 años,  destacó el estar convocado en la Plaza Mitre de la ciudad de Concepción para agradecer a Dios el don de la patria naciente, aquel 25 de Mayo en medio incertidumbres y dudas propias del tiempo histórico. Algunos hombres se preguntaron ¿Por qué no animarse a algo nuevo? ¿Por qué no empezar a caminar como un pueblo capaz de darse un gobierno? Y  empezar a andar los caminos de la Patria independiente que después maduraran aquí en Tucumán, con la declaración de la Independencia el 9 de julio de 1816.

acto 7
Todo era frágil, nada estaba seguro pero hubo hombres que imaginaron el cambio y se animaron a hacerlo, hoy damos gracias a Dios que es la fuente de la verdadera libertad y de la justicia, por ese primer paso. Todas las grandes empresas se comienzan necesariamente con ese primer paso pequeño, sin el cual todo parece imposible.

“Un gran estadista del mundo dijo que las cosas parecen imposibles, hasta que se hacen” el presente de nuestra Patria nos encuentra en esta inédita situación, con miedos, angustias personales y colectivas, preguntándonos por el presente y el futuro, con la tentación de querer solucionar los problemas con métodos y actitudes viejas.

No terminamos de entender el llamado de Dios que se esconde en esta terrible situación, la palabra de dios que nos ilumina en estos días, en este momento histórico y nos recuerda que somos un solo cuerpo, que ninguno puede crecer, desarrollarse o solucionar sus problemas prescindiendo de los demás.

acto 8
¿Qué tendrá que pasarnos para que aprendamos esta verdad de la mutua dependencia? ¿Podremos aprender esta vez la lección de la historia para caminar juntos? No podemos salvarnos solos. En ningún orden, ni en el orden espiritual ni en el orden social, ni en el orden económico.

Por eso resulta triste o desalentador cuando vemos que los que debiera ser dialogo constructivo para buscar el bien de todos, en la salud, en la economía, en los distintos temas sociales y hasta en la comunidades cristianas.

Nos quedamos encerrados, pero no en casa, sino en discusiones mezquinas, egoístas que agregan otra cuota de mal, a lo mal que ya estamos  padeciendo. Hay un camino señalado por la carta a los corintos que hoy escuchamos, es necesario considerar el valor, respetar y cuidar a los miembros más frágiles y vulnerables de nuestra sociedad. El niño ya desde el vientre de su mamá, los pobres, los ancianos, que no son ellos el peligro “sino que están en peligro”

acto 4
El evangelio nos recuerda siempre que ante situaciones nuevas, hay que tener miradas nuevas, corazón nuevo, como decía Jesús “A vino nuevo vasijas nuevas” esta nueva situación tiene que escarbar en nuestro corazón personal, comunitario, social, para sacar lo nuevo y volver a soñar en algo nuevo y no solamente tener nostalgias de una normalidad que le llamábamos nosotros, pero que en el fondo no estábamos caminando como Dios quería.

acto 2

 

 

Te puede interesar