Melitón Chávez: “Tenemos que animarnos a perdonar; el saber perdonar, es de valientes”

RELIGION 13 de septiembre de 2020 Por Vientos Tucumanos Noticias
El Obispo Melitón Chávez, habló del perdón y de la necesidad de tener un corazón nuevo y misericordioso, al terminar la pandemia. Tenemos que ser más humanos.
José melitón chávez misa sacerdote obispo monseñor
Mons. Melitón Chávez celebro la Misa en la Casa del Clero

A continuación algunos de los fragmentos de la homilía del Obispo de la Diócesis de la Santísima Concepción, Mons. José Melitón Chávez, en la Misa de este domingo desde la casa del Clero en la ciudad de Concepción  y que fue transmitida por Canal 5 de Tucumán.   

Melitón Chávez: La situación que hoy nos envuelve, nos va poniendo en un lugar de indefensión, de fragilidad prácticamente el crecimiento de esta pandemia. Esto que lo veíamos a la distancia, poco a poco fue ganando terreno en medio de nuestras familias, de nuestra gente.

Nuestra patria está enferma, nuestra provincia, nuestra comunidad, es por eso que nos sentimos indefensos, tanto el rico como el pobre, de una religión u otra, pero sabemos que a veces los medios alcanzan más para los más tienen y menos para los que menos tienen.  

Misa 7
El prelado habló del COVID-19 y de la necesidad de renovar nuestro corazón 

Este mal ha puesto en evidencia otras carencias profundas en nuestras vidas, en los dispositivos administrativos de salud, económicos, a nivel país y en nuestra provincia. Pero además estamos carentes de humanidad, de sentido humano, de la historia, en el lenguaje de hoy, carentes de compasión. La justicia y la misericordia, la misericordia y la justicia, son el eje de esta humanidad, nosotros tenemos una profunda necesidad de vivir más humanamente, con sentido, sensibilidad, sentido común, solidaridad.

El hijo prodigo es recibido por su padre después de cuantas atrocidades, sobre todo el desprecio de su propio padre. Y el padre lo recibe porque es misericordioso, es un acto de amor, de compasión sin igual, es el acto de mayor justicia que pudo haber habido en la historia. Por eso Jesús para poder explicarnos estas cosas, siempre tuvo que recurrir a las parábolas, ya que alcanzan más que los conceptos, ya que los conceptos se discuten y opina todo el mundo y se termina  juzgando a todos.

Pedro se  acerca a Jesús y le formula una pregunta, la pregunta del millón (pregunta importante), ¿Cuántas veces tendré que perdonar  a mi hermano, las ofensas que me haga? Y Jesús le responde ¡No te digo 7 veces Pedro, te digo hasta 70 veces 7! Es decir el perdón ilimitado. La razón es porque nosotros hemos nacido de ese perdón, yo soy una persona absolutamente necesitada de ese perdón, siempre Dios nos va a recibir y nos volverá a perdonar.

Misa 9
Mons. Chávez también pidió por el eterno descanso del Dr. Jesús Amenabar 

Muchas veces la falta de perdón, se traduce en rencor, venganza, violencia, en amargura, en ese juicio desmedido contra los demás. Eso está en nosotros, en todos. A todos nos cuesta perdonar, nos cuesta tener esa mentalidad nueva, por eso nosotros venimos al Señor para que él con su palabra, despierte en nosotros lo bueno. Tenemos que animarnos a perdonar, perdonar así es de valientes. “El saber perdonar, es de valientes” esa es la inyección que quisiéramos que Dios ponga en esta humanidad nuestra, para poder reaccionar ante los males de una manera más humana.

A este virus un día, con ayuda de Dios la ciencia lo va poder parar con una vacuna. ¿Pero quién nos salvara de esta carencia de nuestro corazón, de compasión, de justicia?, esto se lo pedimos a Dios. La obra maestra de Dios es trabajar en nuestro corazón, pido ese corazón nuevo que nos haga más humano, más justos, misericordiosos y compasivos. Esto no nos dará ningún científico, ni personas con poder, tiene que salir de nuestro corazón.

Pedimos al Dios el fin de la pandemia, pero sobre que cambiemos el corazón, que seamos más compasivos, más justos, Amén.

Te puede interesar