Dieron de alta a Matheo, el joven de 13 años baleado en un intento de asalto

SOCIEDAD 09 de junio de 2021 Por Vientos Tucumanos Noticias
“No tengo rencor, eso ya es cosa del pasado”, dijo Matheo Sánchez a la salida del hospital, acompañado de su mamá, Lorena Sánchez.
mateo
Matheo fue dado de alta del Hospital de Niños

Matheo Sánchez, el joven que recibió un disparo en abril de este año cuando realizaba una donación en la zona sur de la capital tucumana, fue dado de alta hoy del Hospital de Niños. “No tengo rencor, eso ya es cosa del pasado”, dijo a la salida del hospital.

Matheo dijo que vuelve a su casa contento y agradecido por todos, incluso anticipó que va a volver a trabajar en el voluntariado realizando donaciones y ayudando a los comedores de la zona donde vive. "Estoy agradecido con las enfermeras y médicos porque estoy bien", expresó.

"Quiero volver con mi familia, hablar con ellos y decirles que los quiero", afirmó Matheo, quien salió del nosocomio junto a su madre Lorena Sánchez, quien había expresado que lo sucedido con su hijo se trata de un milagro.

Los hechos

El pasado 27 de abril, el adolescente concurrió junto a su madre a un hogar de la "Fundación Brindar Más" ubicado en la zona de Torres Posse al 1.800 (al sur de la capital) para llevar bolsas con prendas usadas, que luego iban a ser distribuida entres personas carenciadas del lugar. De pronto, aparecieron dos jóvenes en una moto, quienes en su afán por robarles un teléfono celular, le dispararon a quemarropa al adolescente en el pecho. El delincuente sindicado como autor del tiro quedó detenido bajo el régimen de prisión preventiva por los próximos seis meses. Pero el estado de salud de Matheo generó una profunda preocupación.

Internado en grave estado de salud en el Hospital del Niño Jesús, a Matheo le habían sacado el respirador artificial el pasado 22 de abril, cuando su madre dijo: "Sentí como si mi hijo volviera a nacer". Luego de eso, el joven debió someterse a una intervención quirúrgica con el fin de remover las partes dañadas.

Ya el 28 de abril, el niño salió de terapia intensiva del hospital de niños y su madre declaraba: "Está en terapia intermedia. Todavía tiene alojado el proyectil, y los dolores son tremendos. Pero lo están controlando". Luego de eso, su estado de salud fue mejorando hasta llegar a este día, cuando recibió el alta.

Te puede interesar