El Ferroviario amargó a Gimnasia y alegró al "Decano" tucumano

DEPORTES 21 de septiembre de 2022 Por Vientos Tucumanos Noticias
Central Córdoba (SdE) se impuso a Gimnasia con gol de Torres. Los de Gorosito, que habían arrancado la fecha como líderes, perdieron la punta.
decano b
Atlético Tucumán recupera la cima en soledad y lleva 12 fechas como puntero

Atlético Tucumán retomó la punta de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) en la fecha 20 luego de ganarle a Argentinos Juniors y aprovechar la caída de Gimnasia y Esgrima La Plata y el empate de Boca Juniors.
Los dirigidos por Lucas Pusineri acumulan 38 puntos, dos más que el "Lobo", que perdió de manera agónica ante Central Córdoba en Santiago del Estero, y de la igualdad del "Xeneize" ante Huracán en La Bombonera.

decano aLos dirigidos por Lucas Pusineri acumulan 38 puntos, dos más que el "Lobo"

Fue un mazazo. Central Córdoba pegó en el momento más insospechado y despojó a Gimnasia de la cima de la tabla. El Lobo, que había comenzado la fecha como puntero, sufrió un golpe duro. En parte porque todo se desmoronó en la agonía del encuentro. Pero principalmente porque, esta vez, el equipo no estuvo a la altura.

El desenlace del partido estuvo condimentado por un morbo que hizo aún más doloroso el impacto: Juan Sebastián Verón, ídolo eterno y vicepresidente de Estudiantes, estuvo en uno de los palcos viendo como su hijo, Deian, inició la jugada del gol que derivó en el gol que les dio la victoria a los santiagueños sobre la hora.

Un dato resume lo que fue el partido y lo mal que jugó el conjunto de Gorosito: Gimnasia tuvo su situación de gol más clara recién a los 42 minutos del segundo tiempo, cuando el ingresado Benjamín Domínguez, que le había cambiado la cara al equipo, descerrajó un remate que pasó cerca del palo. Antes de esa acción los de La Plata apenas habían tenido algunas aproximaciones.

En un partido chato y con una gran economía de emociones, el Lobo fue un conjunto austero, especulador, atado por las amarras del temor y el peso de las responsabilidades. Los gritos de Gorosito, quien estuvo todo el primer tiempo pidiéndoles a sus jugadores que presionen, no fueron suficientes para sacar del fondo a un conjunto que se mostró condicionado por el nerviosismo.

Te puede interesar