Murió un bebé de siete meses en Salta y ya son ocho los casos en lo que va del año

SOCIEDAD 12 de febrero de 2020 Por Vientos Tucumanos Noticias
Sus padres lo trasladaron al hospital de Tartagal pero llegó sin vida. Entre las víctimas, hay seis wichí.
Salta
El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz,​ había declarado la semana pasada la emergencia socio-sanitaria.

Un bebé de siete meses que llegó sin vida al Hospital Juan Domingo Perón de la localidad salteña de Tartagal se convirtió en el octavo fallecido por desnutrición en la provincia del norte argentino en lo que va del año. 

El sábado por la mañana, el bebé fue llevado por sus padres hasta el hospital con "evidentes signos de desnutrición" y al llegar el médico policial constató que había fallecido.

"El médico no pudo certificar que el nene murió por desnutrición, ya que como llegó sin vida debía hacer una autopsia y los padres del bebé no quisieron, pero supe que tenía evidentes signos de desnutrición", informó a Télam el secretario de Relaciones Institucionales del municipio de la localidad salteña de Santa Victoria Este, Antonio Cesar Villa.

La última muerte había sido el pasado viernes, cuando una nena wichí de cinco años, que permanecía internada con un cuadro crítico de vómitos, diarrea y deshidratación, falleció en el hospital en presencia de la ministra de salud provincial, Josefina Medrano.

A su vez, autoridades wichís de Misión Carboncito, del Departamento salteño de General José de San Martín, indicaron que tienen "muchos casos de desnutrición y unos 60 niños con bajo peso".

​El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz,​ había declarado la semana pasada la emergencia socio-sanitaria en los departamentos de San Martín, Rivadavia y Orán, luego de las primeras seis muertes y el agravamiento de la salud de otros menores de edad, que permanecen en situación de riesgo.

Te puede interesar