"Uno metió mano por adelante y otro por atrás": Periodista denunció abuso sexual en Casa de Gobierno

POLITICA 17 de noviembre de 2021 Por Vientos Tucumanos Noticias
Carolina Ponce de León denunció un hecho de abuso sexual que habría ocurrido durante la cobertura periodística el domingo electoral. FOPEA repudió el hecho y se sumó el caso de otra conocida comunicadora que denuncia haber vivido lo mismo en las PASO.
casa de gobierno
Conferencia de prensa de Jaldo y Manzur el domingo por la noche

El domingo por la noche, mientras las urnas iban arrojando resultados que vaticinaban la victoria del Frente de Todos en Tucumán, cada referente político del oficialismo fue emprendiendo camino hacia la Casa de Gobierno, espacio público en donde el FTD armó su bunker de campaña oficial. En ese lugar, al igual que en las PASO, la convocatoria era tan grande que el lugar para pasar era inexistente. En ese sentido es que Carolina Ponce de León, periodista de Radio Universidad, trató de hacerse un lugar mientras llegaba de entrevistar al candidato Federico Masso en su bunjer de calle Las Heras: “Mi productora me pidió volver a Casa de Gobierno a cubrir lo que iba pasando. Saludé a dos persona antes de ingresar al salón blanco, y entré. No se podía ni caminar de la cantidad de gente que había. Iba yo diciendo ‘permiso por favor’ y no avanzaba nada”, le cuenta Carolina a eltucumano.

En ese momento, la periodista tucumana vivió un terrible momento cuando tres desconocidos habrían abusado de ella: “En un momento, fui encerrada por tres personas. Una me metió la mano por adelante, otra por atrás, yo me puse la cartera entre las piernas para frenar esto un poco. En eso, a una de estas personas se le enganchó un anillo en un gancho que tiene mi cartera. Me daba tanta vergüenza la situación, quería llegar hasta donde estaban mis compañeras que se dieron cuenta de que algo me pasó por mi cara, me puse a gritar”, revela Ponce de León.

A partir de allí, la presunta víctima nos relata de qué manera pudo manejar sus emociones: “Me puse a gritar que porque tanta gente, que hay covid, y quizás no era la forma, pero tenía tantas cosas adentro mío… estaba el ministro Agüero Gamboa (Ministro de Seguridad) ahí, y yo iba por detrás gritando para contarle al Ministro pero no pude hablar con él. Ahí les conté a las chicas lo que había pasado, y justo escucharon otras personas que reaccionaron diciendo que nosotros (la prensa) no teníamos por qué decidir quien estaría en el Salón Blanco. Una señora me gritó que yo era irrespetuosa y mis compañeras me defendieron. Me preguntaron que podían hacer, yo dije que no me iba a callar ante ese manoseo, entonces hablé con personal del salín y  me respondieron que era imposible controlar a tanta gente”, confiesa.

La preocupación del entorno

“Yo estaba descontrolada, tuve dos ACV y mis compañeros estaban preocupados por mi estado de ese momento. Me llamaban de la radio para salir en vivo y no podía ni hablar. No tengo palabras para agradecer a colegas como Daniela Benítez, Mariana Romero, Adrián Páez, Pablo Haro, entre otros. La verdad que yo dije ‘no sé si existe un protocolo sobre cómo reaccionar frente a eso’”, detalla la entrevistada para este medio.

“Hice las dos denuncias, en la Comisaría 1º, y en la Fiscalía. Tuve que volver ayer lunes para describir a las personas. Solamente pude ver a las personas por su ropa, pero no puedo decir de qué lado o partido son, la verdad es que entraba cualquiera”, revela Carolina, sobre la identidad de los presuntos atacantes.

Sobre el apoyo de sus compañeras de profesión, la comunicadora reveló que la periodista Mariana Romero le contó que le pasó igual: “La toquetearon permanentemente cuando salió Manzur. Allí yo dije, no nos tenemos que callar. Con esto juegan lo que hacen este tipo de abusos. La vergüenza es lo que ellos hacen o los que consienten esto. Si a esta altura tenemos que escuchar que somos provocadoras por cómo estamos vestidas, que generamos ciertas reacciones por la ropa, a aquellas personas, colegas y hombres que hacen esos comentarios los invitamos a ponerse polleras cortas para ir a trabajar así, a ver si les pasa. Los hombres han nacido de una mujer, si no respetamos la condición de igualdad en nuestra relación de trabajo  esto no sirve, habrá muchas más Tacacho y muchos más casos como el mío. Las periodistas estamos mucho más expuestas, a la chica de TV Pública la estamparon contra una pared y le hicieron caer el micrófono”, nos cuenta la profesional de los medios, sobre la fatídica noche.

“Nosotros (la prensa) estábamos donde debíamos estar. Creo que en esto hay que trabajar muchísimo. No estoy en contra de los militantes, para nada, ellos eligieron un lugar del pueblo como bunker  de campaña. Pero la prensa no puede estar en estas condiciones trabajando sin garantías. Queremos trabajar con seguridad. Desde que implementaron otras cuestiones de protocolo por la pandemia no tuvimos más problemas. No podés asegurar quienes van. Al otro día fui a trabajar muy temprano, quedé en hablar con el gobernador Osvaldo Jaldo y él me dijo ‘haga todo lo que corresponda’, y Mariana Lucenti me llamó y me dijo que el Gobernador prometió que se iban a tomar medidas. Aclaro que a la primera que busqué para contar fue al Gobernador. Tuve el apoyo de mi director Ricardo Bocos. Sé que no soy la primera a la que le sucede, pero la idea es que yo sea la última”, cerró Carolina Ponce de León.

En las redes, la repercusión ha comenzado a crecer desde que la periodista de Los Primeros, Mariana Romero, ha hecho un descargo público en su cuenta personal de Twitter para revelar que vivió una situación similar de abuso durante la cobertura del discurso del actual Jefe de Gabinete Juan Manzur en las PASO.

Además, desde FOPEA, (Foro de Periodismo Argentino), se solidarizaron con la causa de Carolina y expresaron un repudio público a las situaciones de abuso y exigieron garantías para los trabajadores de prensa durante la cobertura de eventos masivos.

Fuente: El Tucumano

Te puede interesar