“En Ucrania corren ríos de sangre y lágrimas”

El Papa Francisco lanzó un nuevo llamado a la paz en Ucrania al concluir el rezo del Ángelus dominical este 6 de marzo.
Ucrania
El Papa agradeció “a las periodistas y los periodistas que para garantizar la información están arriesgando su vida

“En Ucrania corren ríos de sangre y lágrimas. No se trata solo de una operación militar, sino de una guerra, que siembra muerte, destrucción y miseria”, advirtió el Santo Padre.

En esta línea, el Papa lamentó que “el número de víctimas aumenta, al igual que las personas que huyen, especialmente las madres y los niños” por lo que “la necesidad de ayuda humanitaria en este atormentado país crece dramáticamente cada hora”.

“Dirijo encarecidamente un llamado para que se aseguren los corredores humanitarios y que se garantice y facilite el acceso de la ayuda a las zonas asediadas, para proporcionar un socorro vital a nuestros hermanos y hermanas oprimidos por las bombas y el miedo”, afirmó el Pontífice.

En este sentido, el Santo Padre agradeció a quienes están acogiendo a los refugiados y suplicó que “cesen los ataques armados y que prevalezcan la negociación y el sentido común. Y se vuelva a respetar el derecho internacional”.

“La Santa Sede está dispuesta a todo, para ponerse al servicio de esta paz”, señaló el Papa quien informó que, en estos días, dos Cardenales “han ido a Ucrania para servir al pueblo, para ayudar”.

El Santo Padre explicó que la presencia de los dos Purpurados -el Cardenal Konrad Krajewski, Limosnero Pontificio y el Cardenal Michael Czerny, prefecto ad interim del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral- significa no solamente la presencia del Papa sino “de todo el pueblo cristiano que quiere acercarse y decir: ‘¡La guerra es una locura! ¡Deténganse, por favor! ¡Miren esta crueldad!’”.

Por último, el Papa agradeció “a las periodistas y los periodistas que para garantizar la información están arriesgando su vida: ¡gracias, hermanos y hermanas, por este servicio! Un servicio que nos permite estar cerca del drama de esa población y nos permite evaluar la crueldad de una guerra”.

“Gracias, hermanos y hermanas. Recemos juntos por Ucrania: tenemos sus banderas frente a nosotros. Recemos juntos, como hermanos, a Nuestra Señora, Reina de Ucrania”, afirmó el Papa quien rezó un Ave María con los numerosos fieles reunidos en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

Te puede interesar

Boletín de noticias