"Que se vaya": Chahla visitó el Centro de Salud y la recibieron con reclamos y cánticos

POLITICA 03 de diciembre de 2020 Por Vientos Tucumanos Noticias
La ministra de Salud de Tucumán visitó el lugar por ser el día del médico, pero no fue recibida de la mejor manera.
chahla reclamo

Trabajadores autoconvocados del Centro de Salud recibieron a los gritos a la ministra de Salud, Rossana Chahla, mientras llegaba al hospital a participar de una misa por el Día del Médico. La situación empeoró al momento de la partida de la funcionaria: los gritos subieron de tono y algunos empleados llegaron a golpear el vehículo en el que se trasladaba la ministra.

"Salud, unida, jamás será vencida", comenzaron a cantar y a aplaudir alrededor de 40 agentes de salud al ver que Chahla caminaba hacia el anfiteatro del hospital.

El personal le pidió a la ministra a los gritos una actualización salarial, reapertura de paritarias, pago de cláusula gatillo, que se les reconozcan las vacaciones y un bono de emergencia para diciembre sin la condición de firmar una declaración jurada.

Al escuchar los reclamos, Chahla asintió con la cabeza y continuó su rumbo, acompañada por la directora del Hospital, Liliana Gordillo. Antes de ingresar a la misa, se dio vuelta y les hizo un "montoncito" con la mano, preguntándoles qué estaban reclamando.

Las aguas se calmaron cuando el arzobispo de Tucumán, Carlos Sánchez, salió del anfiteatro junto con el secretario Ejecutivo Médico del Siprosa, Luis Medina Ruiz, para hablar con los médicos, enfermeros y administrativos.

Como algunos estaban molestos porque decían que no habían sido invitados a participar, Sánchez dialogó cual mediador, pidió que los reclamos se hagan con respeto y junto con Medina Ruiz dieron la posibilidad de que ingresaran 40 personas.

Los manifestantes no lo hicieron, decidieron quedarse afuera junto con carteles. Uno de ellos decía: "tal vez sea el momento de pensar en bajar el sueldo a los políticos y subírselos a los empleados sanitarios, ¿no?".

Chahla finalizó la misa y salió. Los autoconvocados volvieron a increparla a los gritos. Chahla continuó con el acto mientras fue insultada. "Renuncie, ministra. Queremos paritarias", le decían.

Le tensión fue en alza. Cuando ella caminó hacia una camioneta para irse, los agentes de salud se acercaron y uno de ellos le dio un manotazo a la ventana del vehículo, antes de que arrancara. "Que se vaya", gritaban.

Fuente: La Gaceta

Te puede interesar