Alfaro dijo que el 'Modo Bar' tiene que ser eliminado: "Fue una mentira"

El intendente de la capital tucumana mantuvo un encuentro con la ministra Rossana Chahla, donde analizaron la situación epidemiológica.
alfaro y chahla
Chahla en reunión con Alfaro

Este jueves, el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro, mantuvo un encuentro con la ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, ante el incremento de casos de Coronavirus en la provincia y la Capital y ante la implementación de nuevas restricciones desde las 00:00 de este viernes, tal como anunció ayer el presidente Alberto Fernández.

“La ministra suspendió la reunión del COE hasta que salga el decreto”, aclaró Alfaro, tras postergarse para mañana el cónclave del Comité Operativo de Emergencias, y aclaró que desde la Intendencia capitalina “nosotros vamos a acompañar en este momento por la situación que estamos atravesando, sabiendo que el humor social no es el mismo que el que había el 19 de marzo del año pasado y sabiendo que la situación económica no es la misma, es una situación mucho más difícil”.

Alfaro explicó que le planteó a Chahla “tenemos que buscar el equilibrio entre la actividad económica y la cuestión sanitaria” por lo que requerirá un informe del estado de situación dentro de dos semanas. “Vamos a poner el sacrificio, nuestro empeño, pedimos colaboración de la policía, pero tenemos que saber que tenemos un sólo tiro. el humor de la gente no es el mejor, la gente ha perdido mucho trabajo, muchas pymes han cerrado, hay que acompañar esa situación aparte de la sanitaria”, advirtió.

Le dije a la ministra que con el decreto nacional el Modo Bar tiene que ser eliminado porque fue una posibilidad que se les dio, pero a la vez fue una mentira: eran fiestas multitudinarias donde nadie se sentaba en una mesa cuatro de a personas, luego se transformaba en un boliche y ayudó al contagio y la proliferación del virus”, arremetió tajante el jefe municipal al ser consultado por Modo Bar en salones y boliches.

Tenemos una cervecería en avenida Sarmiento que se la clausuró 12 veces, las 12 veces han pagado la multa, pero ya he tomado la decisión de quitarle la habilitación”, sentenció. “El boliche de calle Junín no va a funcionar más en ese lugar”, añadió, y admitió que las autoridades “tenemos que ser más rigurosos”.

El alcalde capitalino admitió que le “preocupa el tema gastronómico, el tema bar, es una actividad productiva que ayuda al crecimiento de la ciudad y al funcionamiento mismo de la ciudad”, y en ese sentido subrayó que “no podemos nosotros seguir en cuarentena y con restricciones como hicimos durante todo un año el año pasado”.

Con información de El Tucumano

Te puede interesar