La Policía labró actas por el incumplimiento de los comercios en Concepción y Aguilares

SOCIEDAD 01 de junio de 2021 Por Vientos Tucumanos Noticias
Comerciantes del sur recurrirán a la Justicia ante las actas policiales. Sostienen que son medidas "inconstitucionales".
Policía comercio restricción control
La Policía hace cumplir el horario de cierre de comercios

En numerosos comercios de Concepción y de Aguilares la Policía labró actas que documentaron el incumplimiento de sus propietarios al DNU presidencial que se dictó con el fin de frenar la segunda ola de Covid-19 en el país. Todas las actuaciones ahora pasaron a la Justicia que, según se informó, iniciará el correspondiente proceso legal.

El Centro de Defensa Comercial del Sur (CeDeCo) rechazó la actuación policial y adelantó su decisión de entablar una batalla judicial en defensa de los integrantes de la institución. “La Policía debió poner énfasis en las fiestas sociales y clandestinas que siguieron generando contagios y poniendo en vilo la salud pública, en vez de focalizarse en quienes trabajan para sostener también al Estado”, dijo Julio Delgado, presidente del CeDeCo. “Hay que tener en cuenta, además, que se trataron de medidas inconstitucionales”, remató el dirigente.

El Decreto de Necesidad y Urgencia del primer mandatario, Alberto Fernández, que venció ayer y que fue instrumentado por el lapso de nueve días, impuso restricciones en el funcionamiento de comercios considerados no esenciales, entre ellos bares, restaurantes, confiterías y locales dedicados a la venta de calzados, ropa y otros.
Los comerciantes de “La Perla del Sur” y de Aguilares, argumentando el crítico momento económico que atraviesan y la necesidad de trabajar para su subsistencia y la de los empleados, resolvieron no acatar las disposiciones presidenciales; a las que se adhirieron el Gobierno tucumano y también los municipios.

Con el lema “Los negocios no contagian”, los empresarios se movilizaron en el microcentro de ambas ciudades para hacer oír su rechazo al DNU.

“Funcionaron bares, confiterías, restaurantes y otras casas de comercios a las que fuimos y le advertimos sobre los alcances de las medidas sanitarias en vigencia y las consecuencias que traen su incumplimiento. Hay quienes entendieron la situación y cerraron sus negocios y otros que no y a los que se les labró el acta correspondiente. A nadie se obligó a bajar las persianas”, sostuvo el comisario mayor Raúl Cornejo, jefe de la Unidad Regional Sur (URS).

“La fuerza cumplió con la obligación de hacer respetar el DNU y las otras medidas dispuestas por el Comité de Emergencia de la provincia (COE). Así, además de labrar las actuaciones correspondiente en negocios, hemos desarticulado numerosas reuniones sociales, de juegos y clandestinas. Se detuvo al mismo tiempo a personas que andaban sin justificar motivos en horarios de restricción de tránsito”, comentó el alto oficial.

“Nadie se tiene que enojar con nosotros porque, insisto, tratamos de cumplir con nuestra función. Además, será la Justicia la que juzgará el comportamiento de cada uno”, apuntó.

Súper con tres casos

El municipio de Concepción, en tanto, intensificaron durante la vigencia del DNU las tareas de cumplimientos de los protocolos sanitarios que rigen para los comercios del medio.

Así, el viernes último la Dirección de Calidad de Vida realizó un procedimiento de control en un supermercado ubicado en San Martín y Alberdi de esa ciudad.

El negocio había sido denunciado por incumplir con las medidas sanitarias vigentes.
De un testeo rápido que se practicó a 26 empleados del negocio, tres dieron positivos y permanecían trabajando.

Luego del diagnóstico fueron enviados a sus respectivos hogares a fin de que inicien el aislamiento obligatorio. El establecimiento fue multado, se cerró para su desinfección y recién volvió a abrir sus puertas en la jornada de ayer. (La Gaceta)

Te puede interesar