Imperdible relato sobre la batalla campal en el partido entre Monteros y Concepción

SOCIEDAD 23 de noviembre de 2020 Por Vientos Tucumanos Noticias
Una multitud se juntó en Los Sosa, departamento Monteros, para observar un partido de fútbol (actividad que se encuentra suspendida para su versión de 11 jugadores) que terminó en una batalla entre jugadores e hinchas.
batalla

Hasta el tope estaban las conservadoras el domingo alrededor de la cancha de Los Sosa. Cientos de personas se amontonaban para ver el partido de reserva entre Monteros y Concepción. No había venta de choripanes en las inmediaciones, pero el clima estaba tan pesado como el domingo: “Jugaban por una fortuna: la base era 140 lucas por equipo”.

Testigo de lo que pasó a continuación, el joven que habla esta tarde con el tucumano revela cómo se dieron los hechos que culminaron en una batalla campal y qué se esconde detrás de lo que aparenta ser un partido entre aficionados de los barrios y pueblos del interior tucumano: “Jugaba Monteros-Concepción y era por guita. Vos apostás al equipo: 5 lucas, 7 lucas, y así arman el pozo. Y los hinchas de cada lugar llegan en autos, con banderas y arranca el juego”.

El inicio de la pelea

“Se armó el quilombo cuando Monteros perdía 1 a 0 ante Concepción. El árbitro cobró un penal para Monteros, se metieron los hinchas de Concepción, se apaciguaron las aguas, pero pateó el penal el jugador de Monteros, quedó 1 a 1, volvieron a meterse los hinchas, y ahí se terminó todo. Ni se jugó el otro partido”.

Hoy iban a jugar Monteros-Simoca, pero todo quedó en la nada hasta que la Policía no ofrezca las garantías necesarias: “Los partidos de liga pirata en el campo movilizan entre 4 mil y 6 mil personas. En Santa Ana llegan a juntar un palo por equipo: 1 millón de pesos, así como lo escuchás. Los partidos más picantes son los que juegan Soldado Maldonado, El Cercado, Santa Lucía, Sargento Moya, Los Sosa, todos los pueblos que ha hecho Bussi”.

“Los partidos de la liga pirata se juegan un día separado de la liga de Monteros así los jugadores pueden jugar las dos ligas. La de Monteros el sábado, la pirata el domingo. Hay clubes de la Liga Tucumana de Fútbol que tienen una cláusula para que sus jugadores no jueguen estas Ligas donde está la plata. Y hay mucha tensión: los vagos van a chupar, hay mucho alcohol, pero es un partido de fútbol: llevan banderas, son de barrios, a veces no pasa nada, y a veces sí, como ahora”.

Fuente: EL TUCUMANO

Te puede interesar