Una concepcionense se encuentra varada en el límite entre Tucumán y Santiago del Estero

Sofía Castro relata los angustiantes momentos que le toca vivir para tratar de ingresar a Tucumán y reencontrarse con su hijo menor de edad. Se encuntra varada hace más de 48 horas en diferentes ingresos a la provincia.
PicsArt_07-16-11.56.02
Sofía se encuentra al costado de la Ruta 9 y duerme desde hace días en un Chevrolet Corsa.

"Antes de ayer, salí de Belén, provincia de Catamarca, de donde estoy viviendo hace unos años. Mi hijo se vino para Tucumán en marzo, porque comenzabas las clases, pero con este tema de la pandemia quedó acá (en Tucumán). Catamarca no nos dejaba salir, estaba estricta con los controles, hasta que yo pude venirme. Cuando vengo, me dan una muy mala información: me dicen que yo podía entrar (a Tucumán) por Huacra. Saco el permiso Nacional, la doctora del COE me da el certificado y me revisan, no me realizan hisopado porque en Belén no hay casos (de coronavirus). Luego de todo esto, llego a Huacra y la gente del SIPROSA me dice que yo no podía entrar; que tenía que dar la vuelta y tenía que hacer 200 km más, porque tenía que venir por Termas de Río Hondo, por la ruta 9".

El desesperado relato es de Sofía Castro, una concepcionense que reside en Belén, Catamarca, y que se encuentra hace más de 48 horas en los límites de la provincia intentando ingresar a Tucumán, ya que su hijo menor de edad está viviendo en la casa de una familia amiga, en el barrio Obrero de la ciudad de Concepción, desde comienzos de la cuarentena.

"Yo nunca hice ese camino, en el medio de la noche nos perdimos. Volvimos a recuperar el camino y llegué a Santiago (del Estero). En Santiago nos hace pasar Gendarmería, se compadecen porque somos dos mujeres, la novia de mi hijo y yo. La gente de Santiago nos escolta en distintos puestos de control hasta llegar a Termas. Desde Termas nos escoltan hasta llegar al arco y acá comenzó todo el problema. Había una señorita ayer que ni siquiera me quiso leer el papel de la doctora, lo dejó totalmente invalidado. Otro policía que estaba con ella, me decía que mis permisos no valían, porque yo necesito permiso del COE que diga que a mi recepciona. Yo a ese permiso lo solicité 8 (ocho) veces y no lo están dando. No solo esto, sino que ayer por la tarde me tuvieron esperando porque supuestamente habían llamado al COE para que vea mi situación. Como yo ya estaba haciendo ruido, directamente viene un Comisario y me dice que yo no puedo entrar a la provincia (de Tucumán). Luego viene otro (policía) y me dice volvete a tu provincia, volvete a Catamarca".

Sofía dialoga telefónicamente con VIENTOS TUCUMANOS, al costado de la ruta, a tan solo metros del ingreso a la provincia de Tucumán, donde se encuentra desde hace horas y todo esto para poder reencontrarse con su hijo menor de edad.

"Casi mil kilómetros me hago para venir a ver a mi hijo, estoy sin la asistencia que uno necesita, la nena ayer no comió y estamos varadas, necesitamos respuestas".

Te puede interesar